“Qué placer verte otra vez”, canta en “Antes y Después” Ciro Martínez. Y justamente es lo que logró anteriormente Ignacio Colombini con la camiseta de Atlanta lo que ilusiona a todo Villa Crespo. El 9, que junto a Horacio Martínez fue clave para el ascenso del Bohemio a la Primera Nacional, regresó al club con el sueño de subir a la Liga Profesional. Ojo con el Bohé…

Allá por el 2019, el punta fue uno de los héroes del ascenso, pero decidió probar suerte fuera del país. Primero, partió hacia Sol de Mayo de Paraguay, donde no tuvo mucho rodaje. Y luego, Alejandro Orfila lo pidió para Defensor Sporting de Uruguay. Pero el DT dejó su cargo y el oriundo de Salto decidió emprender su regreso.

En su anterior paso por Villa Crespo, Golombini, como lo bautizaron los hinchas, convirtió 17 goles en 34 partidos. Un promedio tremendo de 0,50. Walter Erviti lo quiere fino, tiene en claro que con un 9 goleador pelear por un lugar en Primera será más simple. “Es una felicidad enorme para mí volver”, dijo Nacho en su presentación.