La Dirección General de Estadística y Censos, perteneciente al Ministerio de Coordinación, presentó este miércoles los resultados del operativo “Monitoreo de Condiciones de Vida – MCV” correspondiente al segundo semestre del 2020.

Los resultados dan cuenta de que los planes no monetarios relevados en la encuesta lograron sacar de la condición de indigencia a 38.000 personas y de la pobreza a 30.000 personas.

Asimismo, se observó que el 89% de las personas en condición de indigencia y el 85% de las personas en situación de pobreza residen en hogares beneficiarios de al menos uno de los planes no monetarios relevados.

Considerando los ingresos monetarios, el porcentaje de personas en condición de pobreza se ubicó en 41,6% (693.000), significando un aumento de 3,6 puntos porcentuales respecto al segundo semestre del año 2019 y una caída de 0,9 pp. sobre el primer semestre del año 2020. Al incorporar el impacto de los planes no monetarios, la cifra desciende a 39,8% (663.000 personas).

Con respecto a la población en condición de indigencia, se ubicó en 7,0% (116.000 personas), dando cuenta de un crecimiento de 0,4 pp. respecto al segundo semestre del 2019 y una caída de 1,3 pp. respecto al primer semestre del año 2020. Al considerar el impacto de los planes no monetarios, la cifra disminuye 2,3%, ubicándose en el 4,7% (78.000 personas).

A nivel nacional

De acuerdo a los resultados de la Encuesta Permanente de Hogares elaborada por Indec, la pobreza ascendió al 42% en el país y afecta a casi 19 millones de personas en todo el territorio. La cifra se incrementó en 6,5% a comparación del segundo semestre de 2019.

La población más afectada son los niños de entre 0 y 14 años en donde este índice alcanza el 57,7%. Además, la indigencia, es decir la población que no pudo cubrir la canasta alimentaria, se mantuvo en el 10,5%, frente al 8 por ciento del mismo período del año previo.

No tags for this post.