El presidente Alberto Fernández anunció esta mañana que, en las zonas de “alarma epidemiológica y sanitaria”, como el Área Metropolitana de Buenos Aires, “las clases serán exclusivamente a distancia hasta el 21 de mayo próximo”, como parte de las medidas sanitarias para mitigar la expansión del coronavirus.

“Solo se dictan clases a distancia donde la pandemia lo exige”, sostuvo el Presidente, quien abogó por “poder lograr una presencialidad cuidada” en las escuelas y, tras señalar que para el Gobierno “la educación es prioritaria”, remarcó que “en más de 20 provincias argentinas hay clases presenciales”.

Fernández remarcó esta mañana que “deben continuar las medidas” restrictivas para “garantizar que a nadie le falte la cama para ser atendido”, ya que advirtió que el número de contagios diarios “es realmente elevado” y hace que si se mantiene, “las próximas semanas puedan ser muy duras en la ocupación de camas de terapia”.

“Las medidas están mostrando buenos resultados, pero la situación no se encuentra resuelta: la cantidad de casos es realmente elevada. La situación epidemiológica en el AMBA es crítica y tenemos otras zonas con alto tensión sanitaria”, sostuvo el mandatario.