Atentado en afganistán

Atentado en afganistán

Una explosión causó hoy al menos 12 muertos y heridas a 15 personas en una mezquita en el norte de la capital de Afganistán durante las oraciones del viernes, un ataque que rompe la tregua provisional alcanzada por el fin del Ramadán, en un contexto de retirada de las fuerzas estadounidenses después de 20 años de guerra y mientras continúan las conversaciones de paz.

“El balance de muertos subió a 12 fallecidos, incluyendo el imán de la mezquita, y otros 15 heridos“, indicó Ferdaws Framurz, vocero de la policía de Kabul, citado por la agencia de noticias AFP.

El atentado se produjo durante la oración del viernes, en el segundo día de un alto al fuego de tres días alcanzado por los talibanes y las fuerzas afganas con motivo del Eid al Fitr, la fiesta musulmana que marca el fin del Ramadán.

Un alto el fuego de tres días acordado entre los talibanes y las fuerzas afganas entró en vigor el jueves, tras semanas de violentos enfrentamientos en todo el país.

Horas después, negociadores del Gobierno afgano y de los talibanes se reunieron en Qatar, en el Golfo Pérsico, para discutir cómo acelerar las negociaciones de paz, después de meses de bloqueo, informaron fuentes oficiales de ambas delegaciones.

Las dos partes “insistieron en acelerar las negociaciones de paz”, aseguró el equipo del Gobierno afgano en Twitter.

Los talibanes, en tanto, tuitearon que “ambas partes acordaron continuar las negociaciones después” del Eid al Fitr.

Pero antes, el gobernador de la provincia de Uruzgan, Fazel Ahmad Shirzad, acusó a los rebeldes de haber violado dos veces el alto el fuego mediante ataques contra las fuerzas de seguridad.

La violencia ha sacudido a Afganistán en las últimas semanas, después de que Estados Unidos empezara a retirar el 1 de mayo las tropas que todavía tenía desplegadas en el país, 2.500 soldados, cuya fase final se completaría antes del 11 de septiembre, cuando se cumple el vigésimo aniversario del ataque de Al Qaeda que detonó la invasión al país centroasiático, y en virtud de un acuerdo alcanzado el año pasado con el Gobierno del republicano Donald Trump y los talibanes.

La pasada semana, más de 50 personas, la mayoría estudiantes adolescentes, murieron en una serie de explosiones en las inmediaciones de una escuela de niñas de la capital.