Expertos recomiendan realizar pausas activas en medio de jornadas de trabajo para evitar complicaciones en la salud.

Las pausas activas son momentos breves durante una jornada de trabajo en las que la persona recupera energía para continuar con sus labores. Sin embargo, no se trata de un tiempo de no hacer nada, sino que más bien el periodo se utiliza para hacer ejercicios corporales.

Desde que empezó la pandemia por Covid-19, muchas empresas tuvieron que cambiar la modalidad de empleo al teletrabajo, en el que los trabajadores pasan día a día sentados frente a la pantalla de un computador.

Las pausas activas son momentos breves durante una jornada de trabajo en las que la persona recupera energía para continuar con sus labores. Sin embargo, no se trata de un tiempo de no hacer nada, sino que más bien el periodo se utiliza para hacer ejercicios corporales.

Desde que empezó la pandemia por Covid-19, muchas empresas tuvieron que cambiar la modalidad de empleo al teletrabajo, en el que los trabajadores pasan día a día sentados frente a la pantalla de un computador.

Existen diversos ejercicios o actividades para relajar el cuerpo y estimular la concentración. Lo más comunes y eficaces son:

  1. Cambiar a una postura cómoda
  2. Hacer ejercicios de respiración, suave y rítmica, sosteniendo el aire por 7 segundos
  3. Girar el dorso de izquierda a derecha
  4. Estirar los brazos
  5. Mover la cabeza de lado a lado
  6. Mover las muñecas circularmente y estirar los dedos

Beneficios de las pausas activas

Los ejercicios suenan bastante sencillos, pero realmente tiene varios beneficios en la salud y en los resultados de las labores cotidianas en la empresa. Estos son algunos de ellos:

  1. Disminuyen el estrés y previenen la fatiga
  2. Reducen la tensión muscular
  3. Estimulan y favorecen la circulación
  4. Reactivan la energía y mejoran el ánimo
  5. Aumentan la productividad del trabajo
  6. Permiten la llegada de oxígeno al cerebro
  7. Hacen que la concentración sea más fácil

Mostrar más