Modelo, influencer y emprendedora. Sí, sí, todo eso. Desde pequeña soñó con ser modelo y la tecnología la sorprendió con su vocación por las redes sociales. Conversamos con una de las influencers más reconocidas del país, sobre la responsabilidad en redes sociales, movimientos como el Body Positive o la campaña #nofilter. Con tan solo 30 años, Stephie conformó ya una comunidad de 1,2 mm de seguidores en Instagram, creó dos marcas propias y planea con ansias su casamiento con el reconocido tenista Guido Pella, con quien planea formar una familia. Simpática, cálida y super trabajadora, ella es Stephanie Demner.

 “Estaría bueno que haya mucha más responsabilidad en las redes que la que hay hoy en día”.

– Contanos sobre la Stephanie de 10 años. ¿Siempre soñaste con ser influencer y modelo súper reconocida?

Modelo sí, siempre supe que quería ser modelo, así que estudié y me formé para eso. La realidad es que no estaba segura qué tipo de modelo quería ser, pero sí estaba segura que quería sí o sí estar en las revistas, entonces ahí me inclinaba un poco a ser modelo publicitaria. Pero bueno, día a día, mes a mes y año a año, fue cambiando todo, las redes sociales la verdad me tomaron por sorpresa como a todo el mundo, también me tomó por sorpresa el hecho de que las redes sociales se convirtieron en un trabajo súper reconocido y súper estable, así que la verdad que siempre supe que quería ser modelo, claramente influencer no, pero sí estaba muy convencida de lo que quería.

– ¿Qué sentís cuando te nombran como ‘LA’ influencer de Argentina? ¿Te considerás dentro de las 10 influencers más reconocidas del país? ¿Qué agradecés de todo este camino recorrido?

No sé si soy ‘LA’ influencer de Argentina; sí lo soy, muchas gracias (risas). Pero sí que me considero de las primeras en el rubro influencer, porque soy netamente influencer, no es que tengo seguidores por haber trabajado en una tira de televisión, ni por haber aparecido en un programa, ni por nada que no tenga que ver con las redes sociales. Entonces es como que me considero más influencer que famosa o popularmente conocida. La verdad es que me siento agradecida, siento que no fue casualidad, porque hay mucho trabajo atrás, en un principio sola, después con mi socia y después con un equipo que ya conformamos. Pero sí, si tengo que describir cómo me siento es muy agradecida porque el reconocimiento sobre todo de mis seguidores y cuando me ven en la calle, es como muy lindo y muy genuino.

No tags for this post.