El último monitor Estadístico del Sector TIC de Córdoba dejó algunos datos muy interesantes. La facturación logró cerrar números reales positivos en 2021, la exportación se viene consolidando, pero uno de los datos más llamativos es que, pese a la escasez y las dificultades para captar recursos humanos las empresas lograron expandir sus plantillas.

Estos son los datos más relevantes del trabajo de la consultora Perspectivas Sociales:

-La facturación en el tercer trimestre del año 2021 fue un 25% superior al trimestre anterior, en tanto que la medición del último trimestre superó al tercero en un 19,5% quedando la diferencia interanual (Cuarto 2020 vs. Cuarto 2021) en un 81,5%.

La verdadera dimensión de esta diferencia aparece cuando se comparan los valores ajustados por precios constantes. En un año de alta inflación el crecimiento interanual real, fue del orden del 20% (a pesar de haberse iniciado el año con una baja del 9% en el primer trimestre del 2021).

La facturación total de las empresas expresada en dólares (cambio oficial BCRA) llegó en el último trimestre de 2021 a 212,4 millones, un 15,3% más que en el trimestre anterior. El incremento a nivel interanual fue del orden del 43%. Esto último tiene su explicación, por un lado, en que el período de referencia fue de retracción (tanto en precios constantes como en dólares) y, por otro lado porque la cotización oficial del dólar evolucionó por debajo de la inflación que sirviera de referencia para el ajuste de precios de facturación.

Empleo. En enero de 2022 las empresas del sector ocupaban a 15.480 personas, representado un alza de casi el 10% con respecto a junio de 2021 y casi la misma proporción de crecimiento interanual. Esto se puede entender porqué en el primer semestre 2021, prácticamente no hubo variaciones significativas.

El índice de rotación registrado en esta última medición es de 35%. Este valor elevado, podría explicarse por las dificultades para cubrir puestos que requieren de especialistas, a los que a su vez se les presenta la atractiva posibilidad de trabajar a distancia en el exterior, como también ser objeto de una puja de la demanda laboral local.

En términos generales, si bien han crecido los recursos humanos, la estructura por categoría y genero continúa con pocas oscilaciones. En la composición por categorías la de los técnicos sigue siendo la más numerosa, y si bien han crecido las dotaciones con relación a la medición anterior, el peso relativo que éstos representan dentro del Core de Recursos Humanos, decreció. La distribución entre varones y mujeres se mantiene estable en el tiempo. Las mujeres representan un cuarto de los RRHH en Argentina de las empresas del sector.

En distintas proporciones, los recursos masculinos son claramente más numerosos que los femeninos en las categorías socios, directivos y técnicos. En los cargos no técnicos los puestos de trabajo se distribuyen más igualitariamente. Entre las dos últimas mediciones la proporción de mujeres en las categorías de socias y directivas creció levemente más que la de hombres.