Este sábado, a partir de las 15.10, Chicago debe recibir en Mataderos a Atlanta por una nueva fecha de la Primera Nacional. Sin embargo, el encuentro corre peligro. ¿Qué pasó? El gremio Utedyc, por un conflicto con el club, amenaza con suspender el partido. Exige el pago de los salarios, la reincorporación de los nueve trabajadores despedidos y avisó que impedirá todo tipo de eventos hasta que haya una solución.

El presidente de Chicago, Hugo Bellón, habló con Olé sobre esta situación. Primero, explicó cómo se desencadenaron los hechos: “Cuando asumimos el 5 de abril del año pasado nos encontramos con un gran descalabro: una deuda de 400 millones de pesos, más de 60 juicios y todos los recursos embargados. Al ver la gran masa salarial que tiene el club debido a la cantidad de empleados, lo lógico era decir que no podíamos mantenerla. Sin embargo, destinamos todos nuestros esfuerzos para pagar los salarios. Para que se den una idea, la masa salarial de empleados de planta es mayor que lo que se paga de sueldos al plantel profesional del club”.

Hugo Bellón, nuevo presidente de Chicago. Foto: Mundo Ascenso.

Hugo Bellón, nuevo presidente de Chicago. Foto: Mundo Ascenso.

La situación empezó a fines del 2021. “Nos atrasamos un 30% en los sueldos y ahí comenzaron los problemas. Entiendo que el que trabaja tiene que cobrar. Pero no fue normal lo que pasó. Hubo escraches, incluso en mi casa. Pensamos en posibles soluciones como reducir la carga horaria y ofrecimos retiros voluntarios, pero a todo nos respondieron que no”, agregó. Para colmo, el despido de nueve trabajadores empeoró el clima con el gremio. “Fue la decisión que más nos dolió tomar pero no nos quedó alternativa. A pedido del gremio se dictó la conciliación obligatoria, que nosotros ya la habíamos pedido en diciembre. Se dictó casi dos meses después. Y en medio de esta conciliación amenazan con no permitir que se juegue el partido del sábado contra Atlanta. Eso no es una medida de fuerza, es una extorsión”.

Mirá también

Bellón reiteró los problemas que atraviesa el club. “El que trabaja tiene que cobrar, pero si no tenemos plata, no podemos pagar. Hasta propusimos pagar la indemnización en cuotas La situación de Chicago no es nueva. Todo el mundo sabe el descalabro que nos dejaron. Es una deuda monstruosa y siguen entrando nuevos embargos. Ahora, es en el único club que pasa esto de amenazarnos con parar un partido. Y tampoco ocurría antes. A lo mejor nos pasa por ser una Comisión Directiva nueva en la que somos todos trabajadores y no millonarios”, cerró.

Del otro lado, el secretario Adjunto de la Seccional Capital Federal, Gustavo Padin, advirtió: “Quienes quieran avasallar y quienes quieran atropellar los intereses de quienes nosotros representamos, que tengan cuidado. Porque la UTEDYC va a hacer todo lo que sea necesario para que no se entrometan y para que nuestros compañeros trabajadores y trabajadoras tengan el mejor bienestar”. Y acotó: “Esta es nuestra esencia, nuestra función y misión, porque lo más digno que hay para el ser humano es su trabajo”.