El Atlanta de Walter Erviti disputó un amistoso frente a Midland, como preparación a la Primera Nacional que se viene. Y, pese a la derrota por 2-1, en el Bohemio hubo una obra de arte de Sebastián Riquelme, hermano del ídolo de Boca: el futbolista, de tiro libre, hizo el único tanto de su equipo.

​Riquelme habló con Universo Bohemio post derrota: “El lunes ya cerramos todo y estoy contento. Me sentí bien en el partido, voy yendo de a poco. Soy un volante creativo que intenta aportar juego al equipo, no tengo problemas en jugar en cualquier banda. Erviti me pide intensidad, me hace sentir muy cómodo“.