La inflación de febrero fue de 3,6%, y si bien se redujo 0,4% en comparación con enero, se mantienen las remarcaciones en productos básicos que afectan a la población en general. Según el nivel general del Índice de precios al consumidor (IPC) representativo del total de hogares del país que reveló en INDEC, el acumulado del primer bimestre llegó a 7,8% y le pone incertidumbre a las proyecciones oficiales del 29% para todo el año.

Según el análisis técnico del organismo de medición oficial, “la división Alimentos y bebidas no alcohólicas (3,8%) fue la de mayor incidencia en todas las regiones a raíz de los aumentos observados en Frutas; Verduras, tubérculos y legumbres; Aceites, grasas y manteca; e infusiones”.

“Estas alzas estuvieron parcialmente compensadas por la Leche, productos lácteos y huevos y las Carnes y derivados, que mostraron subas por debajo del promedio de la división”, señaló el informe.

Mientras que restaurantes y hoteles mostraron una dinámica alcista en torno al 5,4% y se convirtió  en la de mayor aumento en el período. “La suba estuvo impulsada por incrementos observados en restaurantes, bares y casas de comidas, y parcialmente compensada por bajas en servicios de alojamiento”, destacó el Indec.

Otro de los rubros que presionó sobre el IPC fue el aumento en la división Transporte (4,8%), y el análisis destacó que el alza “obedeció principalmente a subas en la adquisición de vehículos y en combustibles, mientras que en el caso de Equipamiento y mantenimiento del hogar (4,6%) incidieron incrementos en artefactos grandes para el hogar, bienes no durables para el hogar y servicios domésticos y para el hogar”.

En el marco previo al inicio de las clases escolares, “las divisiones Comunicación (1,8%) Educación (0,1%) fueron las de menor incremento mensual en febrero”. “En parte producto de las subas más moderadas que mostraron estas dos últimas divisiones, los Servicios (2,5%) aumentaron menos que los Bienes (4,0%)”, destacaron.

No tags for this post.