El femicidio es la mayor expresión de la violencia de género que, antes de llegar, se expresa de múltiples formas: a través del maltrato verbal, violencias simbólicas y hasta económicas. Mientras en los últimos años las mujeres ingresamos en un proceso de conciencia y cambios muy profundos, en muchos hombres se despertó una reacción adversa. Esa resistencia es, quizás, la causa de los miles de homicidios de mujeres. Es una reacción que, lenta pero firmemente, es necesaria derribar para alcanzar una sociedad igualitaria.

POR. Maria Ester Romero