De villano a héroe en apenas unos minutos. Así es el fútbol. En un instante sos el blanco de todas las críticas y, poco después, sos el más amado entre los amado. Pasas de ser el Guasón a ser Batman, de Lex Luthor a Superman, del Duende Verde a Spiderman. Ejemplos sobran, pero nada se puede comparar con el actor de la película que se rodó este lunes en San Martín. En este caso, el villano se transformó en héroe, todo sintetizado en la figura de Luciano Nieto, el autor de un golazo agónico para lograr el primer triunfo de Chacarita en el campeonato de la Primera Nacional.

Si bien el Funebrero comenzó mejor con un cabezazo de Matías Gallegos (la único clara del PT), Almirante Brown logró acomodar el barco para enderezar el rumbo en la despedida de Jorge Benítez como DT tras haber decidido dar un paso al costado: se aprovechó de un rival sin garra que le facilitó el trámite. El único que se opuso resistencia para evitar la apertura del marcador en el PT fue Emanuel Trípodi que se cansó de sacar pelotas con destino de red. Sin embargo, el arquero nada pudo hacer con una pelota que quedó boyando en el área y que Santiago Vera terminó empujando para el 1-0.

Con el resultado a su favor, La Fragata tuvo la oportunidad de estirar la diferencia en los pies de Pomelo. Pero el delantero estuvo errático y le dio otra vida a su rival. Y Chaca la supo aprovechar. Sí, porque salió con otro ímpetu al complemento y encontró el empate a través de un testazo de Ramiro Ríos. Luego llegó el momento más emocionante de la película. Primero, Chichón tuvo un penal para dar vuelta el marcador, aunque le pegó flojito y el Mono Martínez mantuvo el 1-1. Un balde de agua fría para la ilusión del local.

Y cuando parecía que se terminaba, el 10 agarró la pelota y clavó un golazo de tiro libre para conseguir tres puntos de oro.