Entre enero y marzo de 2021, los destinos del mundo recibieron 180 millones menos de turistas que el año anterior; en 2020 las pérdidas fueron por US$900 mil millones.

Las llegadas de turistas internacionales en el primer trimestre de 2021 han sido un 83% inferior, al haberse mantenido de forma generalizada las restricciones a los viajes, según informa mediante un comunicado La Organización Mundial del Turismo (OMT).

No obstante, el Índice de Confianza de la OMT da señales de un lento repunte de la confianza.

Entre enero y marzo de 2021, los destinos del mundo recibieron 180 millones menos de llegadas de turistas internacionales en comparación con el primer trimestre del pasado año.

Asia y el Pacífico mostraron los niveles más bajos de actividad, con una caída del 94% de las llegadas internacionales durante el trimestre. Europa registró la segunda mayor caída (-83%), seguida de África (-81%), oriente Medio (-78%) y las Américas (-71%).

Son cifras que dan continuación a un descenso del 73% de las llegadas de turistas internacionales en el mundo en 2020, el peor año que ha registrado el sector.

La falta de coordinación dificulta

El secretario general de la OMT, Zurab Pololikashvili, dijo que “existe una significativa demanda acumulada y vemos que la confianza se va restableciendo lentamente. Las vacunas serán la clave para la recuperación, pero si queremos ver un repunte en la temporada de verano del hemisferio Norte, debemos mejorar la coordinación y la comunicación, y lograr a la vez que las pruebas sean más fáciles y asequibles”.

La última encuesta del grupo de expertos en turismo de la OMT mejora ligeramente las expectativas para el periodo mayo-agosto. Además, el ritmo de vacunación en algunos mercados emisores clave, así como las políticas para reiniciar el turismo con seguridad, especialmente mediante el certificado digital verde la UE, han creado nuevas esperanzas en algunos de estos mercados.

En general, el 60% cree que el repunte del turismo internacional no llegará hasta 2022, frente al 50% en la encuesta de enero de 2021. El 40% restante ve un posible repunte en 2021, un porcentaje ligeramente inferior al de enero. Casi la mitad de los expertos no prevén una vuelta a los niveles de turismo internacional de 2019 antes de 2024 o más tarde, mientras que el porcentaje de encuestados que indica una vuelta a los niveles anteriores a la pandemia en 2023 ha disminuido ligeramente (37%), en comparación con la encuesta de enero. 

Los expertos en turismo señalan la continua imposición de restricciones a los viajes y la falta de coordinación en los protocolos de viaje y salud como el principal obstáculo para la recuperación del sector.

El Barómetro del Turismo Mundial de la OMT también muestra el coste económico de la pandemia. Los ingresos del turismo internacional en 2020 se redujeron un 64% en términos reales (monedas locales, precios constantes), lo que equivale a una caída de más de 900.000 millones de dólares, recortando el valor global de las exportaciones mundiales en más de un 4% en 2020.

La pérdida total de ingresos por exportaciones del turismo internacional (incluido el transporte de pasajeros) asciende a casi 1,1 billones de dólares. Asia y el Pacífico (-70% en términos reales) y Oriente Medio (-69%) registraron las mayores caídas de ingresos.