En el marco de la inauguración del cuarto Centro Operativo de la ciudad, el intendente
Martín Llaryora se refirió a la situación que afecta el normal funcionamiento del
aeropuerto Ambrosio Taravella e impacta negativamente en diversas actividades
económicas de la capital y la provincia.

En ese sentido, el jefe comunal calificó como “una locura total” que el aeropuerto
Ambrosio Taravella no pueda operar con vuelos internacionales y recordó que mientras continúa cerrado hay otros que ya fueron habilitados por el Gobierno Nacional para trabajar con normalidad.

“Lo que está haciendo con los cordobeses no tiene nombre: esto debilita la enorme
potencialidad que tiene Córdoba en materia de turismo de convenciones, comercio,
industria y otros sectores”, se quejó Llaryora.

Habíamos logrado que el hub Córdoba sea uno de los más importantes, con conexión a muchísimas capitales del mundo, lo cual nos posicionaba y nos permitía ser una de las grandes ciudades para la industria de los comercios, que mejora la calidad de los
negocios y trae muchísimo turismo”, agregó.

En la misma línea, el intendente reiteró su reclamo para que el interior reciba más
fondos en materia de Transporte: “Con asombro vemos que el presupuesto nacional del
año próximo no prevé más fondos para el interior, situación que es totalmente
perjudicial para todos y ensancha la brecha entre lo que recibe el Amba y el interior. Necesitamos que la Nación nos escuche y que distribuya de manera más equitativa los
recursos del transporte”.