Con la guerra en Ucrania, muchos de los países limítrofes con Rusia han visto resurgir viejas disputas y temores.

Uno de ellos es Finlandia, que no solo comparte más de 1.300 kilómetros de frontera con Rusia, sino también una historia marcada por su largo enfrentamiento contra el reino de Suecia y por su papel en las dos guerras mundiales.