En las últimas décadas hemos vivido un auténtico renacimiento en el mundo del anime con la animación japonesa volviéndose un hobby mucho más normalizado y “mainstream”. Aunque lógicamente depende del género de cada contenido, el anime ha ido rompiendo muchas barreras y no está tan relegado a un nicho que solo disfruta un grupo muy reducido de gente.

Las películas de anime recaudan millones y millones y cada vez más plataformas de streaming llenan sus catálogos con los nuevos estrenos, con lo que estamos viviendo toda una edad dorada que cada vez da más libertad creativa a los autores.

Triunfando incluso en vacas flacas

Este mismo año un estudio reveló que la demanda de anime se ha doblado en los últimos años. En medio de la debacle por la que está pasando Netflix, el anime parece ser el frente que mejor les está funcionando y este año estrenará 40 nuevos títulos exclusivos. La pandemia no parece haber golpeado tan fuerte a la industria del anime como en otros campos, si no que gracias el streaming incluso se ha ganado un mayor público.

“Incluso los tiempos de la pandemia, el mercado de anime ha seguido floreciendo”, dijo Kana Koido, socio comercial en la distribuidora japonesa The Klockworx. “Japón es un mercado tan único, donde incluso cuando la taquilla total de 2020 era casi la mitad de lo que había sido en 2019, había algunos contenidos menos conocidos que funcionaron mejor que nunca.”

Este éxito no se reduce solo a Netflix, si no al también al resto de plataformas de streaming, que intentan abrir un mayor hueco en sus catálogos para la animación japonesa por la grandísima demanda que hay.

“Estamos viendo un mayor apetito por el anime en todas las demografías, en todos los países, “ha confirmado Gaku Narita, el director ejecutivo de contenido original para Japón de The Walt Disney Company, quienes también están licenciando nuevos animes originales para Disney+. “Está creciendo y convirtiéndose en una forma masiva de entretenimiento sin límites”.

Por suerte esta demanda y florecimiento no se queda solo en el streaming, ya que los tres estrenos más taquilleros de Japón en 2021 fueron películas de anime. ‘Jujutsu Kaisen 0’ ya es uno de los grandes estrenos de este año y está aplastando récords en todo el mundo con un total de 187 millones de dólares recaudados, y eso que todavía no se ha estrenado en muchos territorios.

Precedentes como ‘Your name‘ o ‘Kimetsu no Yaiba: Tren infinito‘ también está facilitando que las películas de anime puedan contar con presupuestos mayores y más proyectos puedan ver la luz, con los creadores teniendo más libertad creativa que nunca.

Your Name

‘Hay más y más oportunidades y opciones para la distribución, lo que realmente ha aumentado los presupuestos de producción”, ha comentado sobre el tema Genki Kawamura, uno de los productores japoneses más importantes de la industria y que ha trabajado con Mamoru Hosoda y Makoto Shinkai, entre otros. “Esto significa que hay más espacio para lo que podemos expresar creativamente, es una cosa genial”.

La cosa no se queda únicamente en Japón y series japonesas, las plataformas americanas también quieren su pedazo del pastel. Rick y Morty tendrá su propio anime para seguir expandiendo la franquicia y atraer a más fans del medio, y cada vez más creadores encuentran un hueco en plataformas americanas para comenzar nuevos proyectos originales que igual no habrían funcionado hace años.

El anime también triunfa en España

Por suerte, este crecimiento en la industria también ha dado sus coletazos en nuestro país. Hace unos años ver anime de forma legal era un auténtico desafío y dependíamos de que ciertas cadenas licenciasen esta u otra serie y ser capaces de pillarlas en un horario concreto de emisión.

Ahora, además de las numerosas licencias que llegan en formato físico, también tenemos acceso a más canales de streaming. No solo nos hemos quedado con el crecimiento del anime en plataformas como Netfix, Filmin y Prime Video, si no que la fusión de Funimation y Crunchyroll por fin nos ha dado acceso a muchas series que hasta ahora no estaban disponible en España y también tenemos otras opciones como Pluto TV, que tiene un canal especializado únicamente en anime.

El interés por el anime en España ha quedado muy claro y hemos sido muy plastas para demostrarlo, por lo que estrenar una película de anime ya no es necesariamente un riesgo, si no todo un evento que tiene pendientes a los fans con meses de antelación. Este mismo mes nos llega por fin ‘Jujutsu Kaisen 0‘ y podremos ver ‘Dragon Ball Super: Super Hero’ en nuestros cines… así que a ver qué más nos deja la industria.