Continúa el circo en el que se ha convertido la batalla legal entre Amber Heard y Johnny Depp. Estas últimas horas se ha hablado mucho del testimonio de Walter Hamada, actual presidente de DC Films, quien ha confirmado algunas declaraciones hechas, pero también ha desmentido una muy importante realizada por Heard.

Siempre estuvo pensado que saliera poco

Empecemos por esto último, pues la actriz afirmó que casi la despiden por culpa de Depp y que su papel en ‘Aquaman 2’ había ido perdiendo peso en sucesivas reescrituras, hasta el punto de que el rumor de que solamente aparece 10 minutos en la película empezaba a sonar cierto. Hamada ha dejado claro que esa decisión de reducir la importancia de Mera se tomó “desde una fase muy temprana del desarrollo“, ya que se decidió entonces que el nuevo largometraje de James Wan fuese una buddy movie centrada en los personajes interpretados por Jason Momia y Patrick Wilson.

Además, Hamada también ha insistido en que en ningún momento se pensó en prescindir de Heard en ‘Aquaman 2’ por todos sus problemas con Depp. De hecho, confirmó lo que había comentado Jessica Kovacevic, agente de la actriz, de que todo se debió a la falta de química que tenía con Momoa, hasta el punto de destacar lo siguiente al respecto:

No tenían mucha química juntos. La verdad es que no es raro que en las películas dos protagonistas no tengan química y es una especie de magia cinematográfica y editorial: la capacidad de juntar las interpretaciones con la magia de una gran partitura y la forma de juntar las piezas, puedes fabricar esa química. Al final, cuando ves la película, parece que tienen una gran química. Pero sé que en el transcurso de la postproducción, se necesitó mucho esfuerzo para conseguirlo. A veces, simplemente pones a los personajes juntos en la pantalla y funcionan. Es como lo que hace que una estrella de cine sea una estrella de cine. Lo sabes cuando lo ves. La química no estaba ahí. Este fue más difícil por la falta de química entre los dos.

El mandamás de DC Films también afirmó que “un buen montador y cineasta puede elegir las tomas correctas, puede elegir los momentos adecuados” para compensarlo, siendo eso lo que sucedió en ‘Aquaman’, hasta el punto de reconocer que el público reaccionó favorablemente a la actuación de Heard. Y también sostuvo que su participación en la secuela se desarrolló sin problema de ningún tipo.