Damián Akerman, de 42 años, había renovado a principio de año con Deportivo Morón, sin embargo su vida futbolística acaba de dar un giro totalmente impensado luego de que Walter Coyette le informara que no sería tenido en cuenta para lo que resta del campeonato. El máximo ídolo y goleador del Gallo tendría que buscar nuevos horizontes o colgar los botines.

Mirá también

El delantero arrancó su carrera en Argentino de Rosario, tuvo un paso fugaz por Deportes la Serena para después arribar a Morón en 2003. En esa primera etapa jugó 25 partidos y convirtió 18 goles, acción que le permitió dar el salto a primera división.

Damián Akerman en su primer partido con el Gallito

Damián Akerman en su primer partido con el Gallito

Mirá también

Sin mucho éxito en Gimnasia, volvió al Gallito. Nuevamente a fuerza de goles le permitió subir una categoría para jugar en la Primera Nacional con Ferro. Como un ciclo sin fin, Akerman vuelve a Morón en 2007 para vestir los colores del Gallo dos años. En 2009 tendrá su primera experiencia en el extranjero, viajó a Bolivia para prestar servicios en Blooming.

Sin escalas volvió al país pero esta vez se fue para Mendoza. Allí se pondría la casaca de Gimnasia y posteriormente pasaría a Tristán Suárez para finalmente, como el corazón manda, volver a su casa: Morón.

Mirá también

En el 2016 volvió al club de sus amores para el último baile. Entre sus logros personales también está el tan ansiado ascenso a Primera Nacional. El máximo goleador del club convirtió 160 goles en 400 partidos disputados… ¿Qué vas a hacer crack?

El goleador del Gallito gritando uno de sus tantos goles en el club...(Foto: Carreira Víctor)

El goleador del Gallito gritando uno de sus tantos goles en el club…(Foto: Carreira Víctor)

Mirá también