De diciembre 2020 a la fecha, en Córdoba se aplicaron 1.896.966 de vacunas contra el coronavirus. De esa cifra, 1.534.502 corresponden a primeras dosis y 362.464 completaron el esquema de inmunización.

A pesar de que la Provincia cuenta con lotes disponibles de inoculaciones, el número de desinteresados es alto. ¿Los factores? Son varios, según distintos sondeos de opinión pública.

De los 3.600.000 habitantes, la población objetivo definida por el Ministerio de Salud a vacunar es del 75%, lo que significa 2.765.249.

Para alcanzar la inmunidad rebaño, con la llegada de variantes más fuertes en su carga viral, el número podría ser mayor: el 80 por ciento del total de habitantes en la provincia.

 

El problema está en que 1.139.189 personas (41%) todavía no se anotaron para ser inmunizados. Y para lograr la protección, se necesita que toda la población mayor de 18 años reciba la inoculación. 

Entre los motivos, algunos manifiestan dudas y prefieren esperar la evolución de la campaña, otros -sobre todo jóvenes- temen a la vacuna AstraZeneca y aguardan la llegada de otras, los especuladores que dicen ‘me vacuno cuando llegue la Pfizer’ e incluso hay personas que cuando asisten al turno no se colocan la vacuna porque no quieren la que en ese momento está disponible.