En el Hospital Privado están convencidos de que la expansión es la única forma de mantenerse y seguir creciendo en el cada vez más complejo sistema de salud de la provincia de Córdoba. Por ese motivo, la entidad está encarando un fuerte proceso de expansión que incluye, entre otros, la adquisición de Alive Sanatorio Privado, por lo que el HP desembarca en la Av. Rafael Núñez (al 5200).

Con Alive, el Privado da un primer paso en zona norte. “Se trata de un establecimiento chico, que cuenta con 38 camas y 20 consultorios pero que nos permite empezar a hacer pie en la zona”, dice Pablo Paltrinieri, director Comercial del Privado, añadiendo que la gran mayoría de los recursos humanos se seguirán desempeñando en el centro, que dejará su nombre actual para adoptar el de Hospital Privado.

La compra de Alive por parte del Privado es apenas un eslabón en el proceso de expansión que la entidad está encarando. “La foto del Privado no es la foto del sector de la salud, que está pasando un momento crítico. Para nosotros, crecer es sobrevivir y para ello hemos planteado esquemas asociativos que nos permiten expandirnos”, acota Paltrinieri.

¿Qué más tiene en carpeta el Privado? Varios proyectos. En agosto se pondrá en marcha la ampliación del centro que poseen en el Villa Allende Shopping (VAS). El objetivo s triplicar la superficie actual (1.000 m2), contar en ese espacio con una guardia las 24 horas y “en un par de años” contar con otro tipo de infraestructura que incluya internaciones y quirófanos. “La idea es tener en ese lugar todas las especialidades y contar con la gama de diagnóstico por imágenes. La zona lo requiere”, señala Paltrinieri.

Otro de los proyectos tendrá epicentro en el predio donde actualmente funciona la entidad. El objetivo es “concentrar en el edificio central lo más complejo de la atención, como por ejemplo todo lo relacionado a trasplantes”, comenta Paltrinieri. Por ese motivo, construirán en Centro Pediátrico (de grandes dimensiones) y se remodelarán todos los accesos.

Además, se construirá el edificio corporativo del Privado, justo en frente de la sede central del centro de salud, con el mismo objetivo: concentrar todo lo relacionado a la alta complejidad en un solo lugar.

“Hay un proceso de crecimiento que estamos experimentando algunas entidades y hay estructuras que se están cerrando. En nuestro caso, apostamos a la sede central porque la gente prefiere viajar 45 minutos y atenderse aquí que hacerlo en localidades cercanas. Un dato avala esto: en el Ferreyra (que es operado por el Privado), el 60% de los pacientes que atendemos llega desde el interior”, señala Paltrinieri.

No tags for this post.